cerraduras embutidas

Las cerraduras que son embutidas se encuentran en la parte lateral de las puertas empotradas o embutidas. Son discretas. Hay algunas que tienen mecanismo de antibloqueo para evitar que nos entren a casa.

Cuando queramos comprar una cerradura que este embutida hay que mirar el presupuesto y según lo que queramos gastar elegir un modelo u otro. No vas a encontrar una cerradura de última generación a precio asequible. Hay que fijarse en el cilindro de la cerradura, el sistema anti ganzúa… Hay que conseguir seguridad y que el modelo fabricado sea de una marca de confianza.

Las que son de marca conocida son más seguras que las que tienen marca que no se conocen.

Para instalar una cerradura embutida hay que hacerlo con cuidado para tener seguridad de que se hará correctamente.

Antes de iniciar el proceso hay que contar con las herramientas adecuadas para realizarlo. Tener a disposición un destornillador, una lima, taladradora. Si no cuentas con esto tienes que llamar a un cerrajero.

Quitas la antigua, pones la nueva con las medidas exactas y la instalas. Hay que comprar una cerradura de la misma marca y así no tendrás problemas de instalación.

Hay que marcar la zona de 1,05 cm de altura, usar la taladradora y usar un tope para hacer un trabajo correcto.

Con el uso del formón y la lima se tiene que conseguir un hueco perfecto en la puerta para luego poner la caja de la cerradura dentro. Luego introducir la caja. Si no lo haces bien la cerradura no funcionará bien.

Luego tendrás que poner el bombín para lo que tendrás que usar una corona dentada para hacer el agujero. Para finalizar hay que poner una chapa de protección y unos embellecedores.

Instalar una cerradura no es difícil pero tienes que tener las medidas correctas, las herramientas correctas y los agujeros bien hechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.